Tamaño de letra: A A+

Médicos y pacientes se unen para luchar contra el estigma del cáncer de próstata en España

MADRID. 30 de noviembre de 2020 – Con un total de 35.126 casos diagnosticados en 2020 en España, según estimaciones de la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM), el cáncer de próstata es el tumor más frecuentemente diagnosticado entre los varones en nuestro país. Pese a ello, la poca visibilidad y la poca concienciación que existe entre la población en torno a este tumor, unido al estigma social que aún lo rodea, provoca importantes diferencias en cuanto a su priorización en los planes de salud y al diagnóstico precoz comparado con otros tumores de similar incidencia.

Así lo han puesto de manifiesto la Asociación Española de Urología (AEU), la Sociedad Española de Oncología Radioterápica (SEOR) y la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM), junto con la Asociación de Pacientes con Cáncer de Próstata (ANCAP), en un encuentro sobre cáncer de próstata, organizado en el marco de Movember, un movimiento por la visibilidad de la salud masculina que se celebra cada mes de noviembre. El encuentro, que ha contado con la colaboración de Astellas, ha reunido a los expertos con representantes políticos sanitarios de los principales partidos.

Durante el encuentro, los participantes han debatido acerca de las principales barreras a las que se enfrentan los pacientes con cáncer de próstata con el objetivo de identificar puntos de mejora que puedan ayudar a fomentar el diagnóstico precoz y la clasificación adecuada y a tiempo de los tumores según su gravedad.

Entre las barreras más importantes, los participantes han coincidido en la baja visibilidad del cáncer de próstata y en la necesidad de poner en marcha campañas de concienciación de la relevancia que tiene esta enfermedad y su necesaria inclusión en los planes oncológicos del Ministerio de Sanidad y servicios de salud de las comunidades autónomas. En línea con esto, se ha hablado también de la necesidad de priorización del
cáncer de próstata a todos los niveles, una petición basada fundamentalmente en la alta incidencia y prevalencia de este tumor entre la población masculina.

Asimismo, los participantes también han resaltado la importancia de evitar las inequidades existentes entre las comunidades autónomas para lograr una atención homogénea para todos los pacientes. En este sentido, han señalado la necesidad de garantizar el acceso de todos los pacientes a servicios de alta calidad atendidos por un equipo multidisciplinar de profesionales sanitarios expertos en el abordaje del tratamiento del cáncer de próstata.

La COVID-19 ha agravado todavía más la situación de los pacientes con cáncer de próstata.

El problema es que, tal y como han explicado los representantes de los especialistas en el abordaje de estos pacientes, la situación se ha agravado todavía más con la aparición del SARS-CoV-2. “La terrible pandemia de la COVID-19 ha hecho que se diagnostiquen menos tumores de próstata, al igual que ha ocurrido en otras patologías oncológicas, y el problema es que, cuando se diagnostiquen, estos casos van a estar más avanzados y, por tanto, van a tener menores expectativas curativas”, ha destacado el Dr. Jorge Contreras, presidente de SEOR.

Por su parte, el Dr. Álvaro Rodríguez-Lescure, presidente de SEOM, ha mostrado también su preocupación por esa “bolsa de pacientes que todavía no han sido diagnosticados”. En comparación con el año pasado, el Dr. Rodríguez-Lescure asegura que “se han diagnosticado, en general, un 20% menos de casos de cáncer”, por lo que va a ser necesario un “plan de choque” en cuanto a recursos y reorganización para poder abordar la situación en el futuro”.

Asimismo, el Dr. Manuel Esteban, presidente de la AEU, ha explicado que tampoco ha ayudado “la suspensión de determinadas agendas quirúrgicas por necesidades obvias de utilización para otros fines y/o con el objetivo de evitar contagios, lo que ha provocado que se retrasen las programaciones quirúrgicas”. Una situación que se vio en parte solventada por la oncología radioterápica, que asumió parte de esas cirugías y se convirtió en “una excelente alternativa terapéutica en aquellos pacientes donde no se
podían realizar cirugías”, ha señalado el Dr. Contreras.

Además de la saturación de los hospitales, el Dr. Antonio Prieto, presidente de ANCAP, explica que “mucha gente tenía miedo al contagio, por lo que no acudían al hospital y demoraban las pruebas que tenían ya agendadas; posteriormente, ha sido complicado gestionar la recuperación de esos pacientes”.

Ante esta situación, desde la AEU se ha puesto en marcha una iniciativa para fomentar el desarrollo de la teleconsulta en la patología prostática, con el objetivo de fomentar el diagnóstico precoz. “Esto no va a sustituir obviamente a la consulta física, pero puede ayudarnos en esta situación excepcional de pandemia”, ha señalado el Dr. Esteban.
Además, desde SEOR quieren impulsar la oncología radioterápica como parte clave del tratamiento de estos pacientes y, desde SEOM, han incidido en la necesidad de replantear el abordaje del cáncer de próstata. En palabras del Dr. Rodríguez- Lescure, “es preciso incorporar y aprovechar avances médicos como la medicina personalizada, la genómica y las nuevas pruebas de diagnóstico”.

Por su parte, desde ANCAP siguen trabajando para fomentar el intercambio de experiencias entre los pacientes, una de las actividades que, de acuerdo con Prieto, más contribuye a evitar el estigma. “Temas tabúes como la sexualidad o la virilidad dejan de serlo cuando los pacientes se reúnen y se crea ese sentimiento de grupo que fomenta el diálogo y el intercambio de soluciones”, apunta.

La jornada ha generado un espacio de intercambio entre sociedades científicas y asociaciones de pacientes, por un lado, y responsables sanitarios de partidos políticos por otro, en el que se han compartido experiencias y reflexiones para mejorar la vida de los pacientes con cáncer de próstata, y se ha contribuido desde el punto de vista de los expertos, a dar respuesta a los planteamientos presentados por los políticos. Este encuentro se enmarca dentro del proyecto “Let’s talk Prostate Cancer”, una iniciativa impulsada por el grupo de expertos europeo del mismo nombre, liderado por uno de los eurodiputados de la Comisión de Salud ENVI del Parlamento Europeo, y que cuenta con la colaboración de Astellas, para lograr derribar las barreras a las que todavía hoy día se enfrentan los pacientes con cáncer de próstata en toda Europa.

ANCAP - Todos los derechos reservados